Epitafio Solar.

Instalación. 2014.
El Sol es fuente de luz y calor, propicia la vida en los planetas que ocupan una posición estable según su movimiento. La extinción de una luz en el universo es una constante, así nuestra estrella algún día se consumirá en su propio centro, al igual que toda la vida que depende de su estado vital. La repetición exacta como un reloj es la continuidad del día y la noche, siendo la muerte y el renacer una reencarnación constante y un epitafio de nuestra existencia.